AtaralaratA

En 2004 apareció en Cochabamba una publicación literario-filosófica de gran formato, atractivo diseño y contenido más que interesante. Su editor, Antonio Mayorga Ugarte, la bautizó con un palíndromo de gran resonancia y especular referencia.

La permanencia de esta publicación (que duró poco más de diez años) en el ámbito de las letras bolivianas fue elogiada varias y merecidas veces; pero también se elogió su deliberado y constante “olvido” de la actualidad, como puede leerse en una entrada del blog letrasbol que, al celebrar la aparición del número 29 de la revista anotó: “A AtaralaratA no le interesa estar al día en nada, un gusano que no deja en paz a las publicaciones periódicas. Lo suyo, más bien, son textos, de aquí o allá, escritos ayer o hace mucho tiempo, que cumplen una sola condición: la calidad de sus ideas y de su escritura. Y si de yapa resultan provocativos, la rata, seguro, baila catala y baila espera, como seguro lo hacen los cronopios de Cortázar cuando están contentos”. Alguien a quien, sin duda, el nombre de la revista le habría encantado.

En aparente contradicción con lo antedicho (solo aparente, pues no hay tal) un aciago día en La Paz, Benjamín Chávez se entera de la muerte de un amigo leyendo el número 4 de AtaralaratA, publicado en 2004, en el que Eduardo Mitre publicó el poema: “Réquiem por el viajero”, que es, como él mismo lo dice, un poema que habla de: la vida azarosa de Ives Froment / siempre yendo y viniendo / entre Bruselas y Cochabamba. Esa noticia, motivó que Chávez escribiera un texto que bautizó como “Recordando al amigo” y lo publicó en este mismo suplemento (El Duende, 8 de agosto de 2004). La revista como una cámara de eco propiciando la creación y circulación de la literatura entre, en ese caso, Cochabamba y Oruro.

Otra ocasión de convergencia se dio cuando ambos (El Duende y AtaralaratA), desde distintas orillas del ramal oriental de la cordillera de Los Andes, publicaron un fragmento del gran Claudio Magris y su ineludible El Danubio. Ahora, ambos nombres se vuelven a juntar en esta página dedicada a la labor editorial de nuestro país, pues, el conocido y caro palíndromo ha saltado (“derivado” diría su editor) de la portada de la revista a la tapa de un libro. Es decir, la revista se ha convertido en editorial. Suele pasar, claro y esas suelen ser ocasiones celebratorias. Pasó lo mismo con La Mariposa Mundial, aquí en Bolivia; pasó con Sur, en Argentina, y con otras más aquí, allá y más allá en el espacio y el tiempo.

Consultamos a Antonio Mayorga sobre este salto y nos responde que: “Entre 2004 y 2014 se publicó AtaralaratA, revista de ensayos sobre literatura y ramas anexas –filosofía, patafísica, sociología, tauromaquia, etc.–, que, desde Cochabamba, circuló por buena parte del país (véanse las portadas nº 1, de abril 2004, y la última, nº 32, de noviembre 2014). Tuvo como colaboradores fijos a Luis H. Antezana, Eduardo Mitre, Benjamín Santisteban, Fernando Mayorga y Antonio Mitre. Como mera derivación pasa ahora a convertirse en AtaralaratA Editorial y acaba de publicar su primer libro; ojalá prosiga con un segundo. Y cosas así”.

Bolivian Digital Publishing

Tipos Móviles: «El derecho a leer es pensar críticamente, es ejercer el derecho a decidir«.


Bolivian Digital Publishing es una casa editorial digital dedicada a la producción y publicación de contenido literario y artístico digital. Nuestra meta es promover y compartir el trabajo de autores bolivianos y latinoamericanos con el resto del mundo a través de publicaciones digitales, por una la democratización de la lectura, porque creemos en que “leer es decidir”.

Nuestra casa editorial tuvo su lanzamiento en 2020, aunque nació años antes primero como un sueño, y luego como un proyecto. Es la primera editorial digital en el país. Nuestra primera motivación fue la escasa distribución y difusión de literatura boliviana en el extranjero y por el contrario, la dificultad para conseguir literatura de otras latitudes entre las pocas estanterías de Bolivia. Así como también, el difícil acceso de los autores a las editoriales nacionales, de número limitado, y con una preferencia por los géneros que “venden”; la poesía, por ejemplo, no siempre es “bienvenida”. Otra razón, fue, la necesidad de actualizarnos en un mundo donde la literatura digital es una realidad, es el presente. Amamos los libros físicos, pero los libros digitales forman parte de la literatura actual, del lector del presente.

Hasta el momento hemos publicado autores nacionales e internacionales dentro del género de la poesía. Entre ellos a Lucía Carvalho con una versión interactiva de su libro Universo 127 expandido, la obra de Camila Uriona y Omar Alarcón, los laureados poetas como el ecuatoriano Paúl Puma o los chilenos Juan Malebrán y Juan José Podesta, entre otros. La meta es ampliar nuestro catálogo, dando espacio a la novela, el cuento, la literatura infantil o los libros de arte. Este año, publicaremos nuestro primer libro para niños.

Durante dos años consecutivos hemos participado en Ferias del libro, presentaciones tanto virtuales como presenciales. Este año participamos de un evento central en la FIL La Paz, con la presentación de la Antología IKI IKI de autores del norte de Chile.  Encuentros como estos permanecen en nuestro corazón, permitiendo que escritores de distintas latitudes se conozcan, compartan la testera, lean y difundan su obra en diferentes espacios siempre bajo la premisa de generar nuevos vínculos entre autores, público y editoriales.

Realizamos nuestra distribución a través de Amazon, líder en la venta de libros digitales (65% del mercado) y libros impresos (35%). Los libros digitales pueden comprarse a través de esta plataforma, y una vez adquiridos, a precios más accesibles que los libros físicos, pueden leerse prácticamente en cualquier dispositivo. Sabemos que nuestros libros ya se leen en España, México, Canadá, Chile, Argentina, Estados Unidos, por nombrar algunos países.

Bolivian Digital Publishing es una casa editorial comprometida con la distribución de ganancias en un modelo de equidad, por ello consideramos una retribución justa para los autores, en conformidad con los acuerdos a los que llegamos con cada escritor y/o artista. 

Nuestra oferta consiste en servicios de edición, diagramación, traducción, distribución y publicación de textos e imágenes en formato digital, para su venta en plataformas de internet, con un alcance de más de 3 billones de lectores potenciales alrededor del mundo.

Nuestro plan de trabajo consiste en brindar el mejor servicio de asesoría técnica, literaria y legal para la publicación digital de su manuscrito en plataformas de venta por internet.

Si bien un comienzo en medio de la pandemia no ha sido sencillo para levantar el vuelo, nuestra labor editorial ha sido muy bien recibida, tanto a nivel nacional como en el extranjero. Estamos abiertos a recibir más propuestas editoriales y lectores que se aventuren en el maravilloso universo de la lectura. Nos pueden escribir a boliviandigitalpublishing@gmail.com, o nos encuentran en Facebook y en Instagram.

Illa ediciones

Illa Ediciones nace a inicios del 2020 por la necesidad de una plataforma de producción y difusión de obras fotográficas impresas. Fotolibros, un tipo de publicaciones nuevas en nuestro medio pero que se van produciendo por muchos años a nivel internacional y en el último tiempo con un proceso particular de búsqueda de propios lenguajes y narrativas en el territorio latinoamericano.

Un fotolibro, cuyo formato alternativo y de menor magnitud es el foto-zine, es una publicación física que se fundamenta en la fotografía aplicándola como elemento narrativo principal, puede o no contener letras y ser de un tiraje amplio, reducido o incluso ejemplares únicos que van dirigidos a un público específico.

En el transcurso de dos años de trabajo llevamos actividades formativas, de producción y de difusión, dirigidas por Juan Carlos Usnayo, fotógrafo y editor, en coordinación con profesionales de diferentes disciplinas.

Hasta el momento se dictaron talleres que abarcaron contenido referente a la narrativa visual, autoedición y autopublicación. La independencia de las obras es un aspecto muy importante en la labor que desarrollamos, es por eso que brindamos herramientas a fotógrafas y fotógrafos para que puedan autopublicarse sin la intromisión de una línea editorial que les limite en el mensaje que busquen transmitir, siempre dentro de procesos colectivos y colaborativos entre pares e interdisciplinarios.

La editorial selecciona obras que se van produciendo en los talleres que dictamos, acordando con cada autor las características para su publicación. De forma similar autoras y autores se ponen en contacto con nosotros para ver las opciones de publicación y se hace un análisis previo para ver el nivel de avance y en qué parte del proceso necesitan apoyo, que pueden ser la conceptualización, el diseño, la maquetación o impresión. Otra dinámica que usamos para seleccionar contenidos de una publicación es la convocatoria abierta, como en “Retratos de Familia” un fanzine colectivo con ensayos fotográficos provenientes de diferentes regiones de Latinoamérica que hablan de las nuevas dinámicas en el ambiente familiar, en los espacios redescubiertos y las personas reencontradas en el tiempo de aislamiento por la pandemia.

Nos encargamos de la reedición de obras como “Atmósferas” con fotografía de arquitectura, la publicación del fanzine “Ruido” sobre la escena metalera paceña o el diseño conceptual del empaque del LP “Amuyta Lakharu” de la banda Indignación, como ejemplos donde lo tangible también forma parte de la narrativa.

En cuanto a la distribución, hemos establecido contacto con autoras y autores, fotógrafos y editoriales de países vecinos para poner a disposición sus obras a través de nuestras plataformas virtuales o en ferias especializadas en libros o producciones artísticas. Es en esta área donde más esfuerzo hemos puesto pues este tipo de producciones no tienen un mercado amplio que se debe al desconocimiento de la complejidad de una narrativa fotográfica, junto a una cultura y alfabetización visual que todavía está en desarrollo en nuestro medio.

Mencionemos dos eventos, la FIL La Paz, donde además de distribuir nos encargamos de socializar con el público una gran variedad de publicaciones fotográficas con la idea de ir alfabetizando en la lectura visual y ampliando el mercado en la gran masa de lectores que visitan esta feria. Y StgoFoto, Encuentro y Feria de Fotolibro Latinoamericana en Santiago de Chile, a donde llevaremos fotolibros y fanzines bolivianos para su difusión.

La pandemia fue el momento justo para lanzar este proyecto pues la crisis de la digitalización ha afectado a la sociedad limitándole en su expresión y libertad, cortando la opción de manifestarse y deshumanizando las relaciones interpersonales, de tal forma que vemos la necesidad de retomar lo analógico, no en la fotografía en sí, si no en la necesidad de un objeto tangible que sirva como excusa para reencontrarse.

Subjetiva editorial

Subjetiva puede ser todo y esa es su fortaleza. A tan solo un mes y medio de cumplir sus nueve años, la editorial artesanal paceña nos cuenta cómo fueron sus inicios, sus proyecciones y sus retos.

Hace más de una década, entre la gran variedad de textos editados en Bolivia, irrumpieron en el escenario literario las editoriales artesanales, cuya principal característica es la edición de textos elaborados minuciosamente ‘a mano’ y en tirajes cortos. Ante esta propuesta tan provocativa muchos decidieron emprender en el rubro, así nace Subjetiva.

Subjetiva es una editorial artesanal que inicia el trabajo de edición de textos a mediados de 2013 en la ciudad de La Paz. Desde entonces, trabaja junto a autores de las diferentes ciudades del país, manteniendo vigente su principal objetivo: acceso a la lectura, escritura y publicación de textos.

En el trabajo diario, Subjetiva publica textos académicos, novelas, cuentos y poesía. Sin embargo, una de sus cualidades va de la mano de docentes de universidades públicas y privadas, profesionales que buscan la difusión de sus trabajos de investigación y proyectos; así como también con estudiantes de últimos cursos que requieren textos y que difícilmente pueden ser ubicados en nuestro medio: edición de textos a la carta.

Entender lo artesanal desde las letras

Subjetiva, al ser una propuesta de edición de textos artesanal, se relaciona con editoriales, librerías y ferias de libros, pero no todo queda ahí. La editorial gestiona y promueve su visibilidad y acceso, siendo parte de eventos y espacios que no se limitan solo a libros. Es decir, amplía la mirada y es capaz de tener una propuesta en ferias de artesanía; entre tejidos y cerámica, entre pintura y arte popular; porque ese es el reto.

En estos nueve años, Subjetiva ha participado de la Feria Internacional más importante del departamento; la FIPAZ. Es parte de colectivos artesanales que tienen acceso con alguna periodicidad a los espacios públicos, incluida la fiesta de la miniatura: las Alasitas; fue invitada como gestora cultural al Concilculta del municipio paceño y al Mega Fest en sus diferentes versiones. Asimismo, formó parte de las Ferias del Libro Independiente y Autogestionado (FLIA), Qhatu del Libro y el Kongreso #1, eventos que aglutinan proyectos artesanales y nuevas propuestas de edición.

Producir y promocionar al diferente

Uno de los fines de las universidades es crear nuevo material intelectual. Todos los años se generan conocimientos nuevos y Subjetiva pudo encontrar ese nicho junto a docentes y profesionales que necesitan la difusión de su material académico. De esta manera, la editorial recibe trabajos que son evaluados y aquellos que se consideran que tendrán mayor impacto en la población estudiantil, son llevados a un proceso de edición que contempla la corrección de texto y estilo, diseño, diagramado e impresión de los textos.

A raíz de este servicio, Subjetiva pudo determinar la importancia de tener un canal de difusión de la escritura, sea académica o no, y lanzó la revista Delfines Cósmicos. La revista que tiene un precio accesible al público, es el medio de relación entre la editorial y autores jóvenes, deseosos de difundir su pensamiento. Es también, vínculo con autores ya consagrados en la literatura boliviana y que decidieron publicar con Subjetiva; Daniel Averanga Montiel, Franz Ballivián, Alex López Illanes, Andrés Vera, Luis Zegarra Castro, Christian Jiménez Kanahuaty, Enrique Grados, entre muchos otros. Es así que, en 2017 y 2018, Subjetiva fue parte de las ferias internacionales del libro en La Paz y Cochabamba y, aunque los costos son bastante elevados para emprendimientos pequeños, cumplieron con la promoción de sus autores. Actualmente, los formatos y géneros de los textos son diversos en el catálogo de la editorial y van en constante crecimiento

Editorial Electrodependiente

Patricia Requiz y Mauro Gatica

Electrodependiente, es una editorial que nace en julio del 2017 en la ciudad de Cochabamba. Partiendo primero como una revista digital que logro reunir una muestra significativa de autores y autoras hispanoamericanos. No es sino en octubre del 2017 que se publican los primeros libros en formato artesanal, donde priman materiales de reciclaje y encuadernación manual, para ser presentados en la Feria del Libro de Cochabamba ese mismo año, teniendo una respuesta positiva del público lector, lo que nos animó a potenciar nuestro proyecto.

La editorial dirigida por Patricia Requiz y Mauro Gatica, desde siempre ha tenido la finalidad de crear un espacio para el encuentro entre el lector y las obras de autores contemporáneos hispanoamericanos, de países como: Bolivia, Chile, Ecuador, Argentina, Perú, Colombia, España y México. Publicando y difundiendo autores con propuestas alternativas, y de esta manera contribuir con la bibliodiversidad.

El año 2020 lanzamos el primer concurso de cuento sub 25. Ese mismo año decidimos abandonar paulatinamente el formato artesanal para entrar en una nueva etapa y profesionalizar el trabajo.

Por mucho tiempo nuestro proyecto buscaba nuevas formas de distribución y una de las características fue ocupar espacios no convencionales del libro. Espacios como: el pasillo principal de la Universidad Mayor de San Simón, la entrada de la Facultad de humanidades y ferias libres. No es hasta el 2021 que logramos por fin abrir la Librería Electro y establecer así un espacio real de difusión, donde a parte de nuestro proyecto se han ido sumando la mayoría de las editoriales independientes de Bolivia y algunas de Chile como: Editorial 3600, El cuervo, Sobras Selectas, Nuevos Clásicos, Dum Dum, Mantis, Letramargo, Nuevo Milenio, Editorial Aparte, Navaja y Sismo. La librería Electro está ubicado en el centro de la ciudad de Cochabamba, en la Avenida Salamanca casi esquina Lanza, edificio Morales 0622, planta baja.  La finalidad es generar un especio concreto de encuentro con la literatura nacional.

En la actualidad Electrodependiente cuenta con un catálogo de cincuenta títulos publicados entre los que convergen diferentes géneros y estéticas (novela, cuento, poesía y traducción). El año pasado publicamos nuestro primer título en formato tradicional, y este año estamos preparando la edición de dos nuevos títulos a fin de consolidar este cambio de formato.

Rincón ediciones

Omar Montecinos / Erika J. Rivera

Rincón ediciones nace allá por 1996 como un proyecto de sello musical independiente con el denominativo de Rincón records bajo la iniciativa de los hermanos Omar y Boris Montecinos Escalier, ambos muy vinculados en el movimiento de rock underground o subterráneo como se lo quiera denominar. El objetivo principal de este singular sello independiente era básicamente el de editar, difundir y promocionar, dentro del circulo underground, a bandas tanto nacionales como extranjeras sin discriminar ningún género musical, vale decir, desde el punk hasta el metal en todas sus diversidades y subgéneros.

Rincón récords, gracias a la inquietud de sus creadores, logra editar en formato cassette varias producciones como de: Llawar “Pulso demente” (Bolivia), Slow agony “Crumbling empires” (Uruguay), Thrash S.A. compilatorio vols. 1, 2 y 3  y  Bolivia putunk´markasani compilatorio de bandas nacionales vols. 1, 2 y 3. Producciones que se las movían dentro del circuito underground en distintas ferias de fanzines y producciones independientes, conciertos y por medio del carteo entre otros coleccionistas y sellos independientes tanto nacionales como internacionales de esas épocas.

Rincón récords subsiste, en su primera etapa, hasta el año 2002, pues por diferentes motivos los hermanos Montecinos deciden ya no continuar con este proyecto.

Ya para el año 2008, así como el Ave Fénix, Rincón récords vuelve a tomar vuelo, pero con el nombre de Rincón ediciones, esta vez a cargo de Omar Montecinos y Erika J. Rivera. Es así que pasa de ser un sello musical independiente a una editorial independiente y además autogestionada, con la idea muy clara de difundir pensamiento crítico y con ello contribuir a la reflexión del lector y la lectora acerca de la realidad en que están sumergid@s. Rincón ediciones al ser una editorial independiente va hacia el público lector y eso ha hecho que se la considere una editorial totalmente itinerante, pues se los encuentra en ferias y eventos académicos.

Entre sus producciones, Rincón ediciones, cuenta con más de 43 títulos publicados, algunos de estos agotados y otros que todavía están disponibles. Estos están seleccionados en tres colecciones: colección Abrelosojos, colección Cuéntame y colección Reflexiones urgentes, esta última es una colección de bolsillo, económica, fácil de manejar y de rápida lectura.

En estos casi 14 años de Rincón ediciones más de una decena  de intelectuales y escritores publicaron sus libros en esta editorial, entre los más destacados están: Enrique Dussel, Rafael Bautista S., Juan José Bautista S., Rosario Aquím, Pablo Mamani R. y  H. C. F. Mansilla. De este último se publicaron en tres tomos sus Obras Selectas (2018). Obras que plasman el trabajo intelectual del destacado filósofo y politólogo H. C. F. Mansilla a lo largo de sus más de 50 años de trayectoria académica. Para Rincón ediciones esta minuciosa recopilación de artículos, ensayos y libros del filósofo H. C. F. Mansilla fue un reto hecho realidad, pues fue un trabajo totalmente autofinanciado por la editorial sin ninguna ayuda de instituciones estatales o privadas, demostrando con ello que una pequeña  editorial independiente también es capaz de lograr grandes objetivos y metas importantes sin tener que estar de llunkus (tirasacos) del gobierno de turno ni pedir limosnas a instituciones extranjeras. Este, en resumen, es el trabajo, hasta la fecha de Rincón ediciones, el cual seguirá en el camino de ese viejo emblema del punk: “hazlo tú mism@”.

Jaguar Azul Editores

Mario Vargas

El Bocaisapo, aquel de Marcela Gutiérrez y Cayo Salamanca, fue un lugar fascinante, de donde emergían posibilidades inimaginables, en medio de lecturas, performances literarias y música en vivo; allí conocí a escritores y otros artistas, muchos de ellos consagrados en su trayectoria y otros que iniciaban sus primeras letras. Una noche de esas, al terminar de escuchar su poesía, pregunté a Alejandro Canedo Peñaranda dónde podría conseguir un libro suyo, pero no había publicado nada. Esa noche emergió la posibilidad de crear una editorial.

Posteriormente, durante un recorrido por el Museo Nacional de Antropología de México me topé con el Gran Jaguar de Monte Albán (Oaxaca). En las culturas antiguas de nuestro continente, Jaguar es un ser mítico. Y el azul sumó su haz propicio para la creatividad, la magia, la ficción y –particularmente– la fotografía. Así nació Jaguar Azul Editores, para acicatear la poesía, la narrativa, la crónica y la fotografía en Bolivia, Latinoamérica y –por qué no– el mundo.

Hasta ahora Jaguar Azul Editores publicó catorce libros de poesía, narrativa corta y crónica; entre nuestros escritores tenemos a Alejandro Canedo, Javier Aruquipa, Oscar Ordoñez; en nuestro catálogo dialogan la fotografía y la poesía; y dos colecciones de edición limitada que reúne a cinco fotógrafos, cuatro bolivianos y un español. Asimismo, logramos expandir nuestro espectro hacia escritores chilenos, como René Silva y Danitza Fuentelzar, con la proyección en el mediano plazo de incorporar en nuestro catálogo a otros artistas latinoamericanos.

Además, desde la creación de la editorial acompañamos diversas iniciativas culturales y literarias en la ciudad de La Paz. Con Delirium tremens logramos más de una decena de plaquettes, publicaciones de pequeño formato y edición limitada, con el aporte de poetas que participaban en aquellos recitales poéticos. De igual manera, publicamos plaquettes conmemorativos de los aniversarios del Bocaisapo.

Uno de nuestros objetivos es fomentar la lectura, convencidos que ella puede generar cambios sustantivos en nuestras sociedades. Por lo mismo, nos involucramos en proyectos e iniciativas con la Defensoría de Pueblo, como son “Libros por rejas” y “Re escribiéndonos”; el primero busca promover la lectura en centros penitenciarios y el segundo incentivar a la escritura en los Centros de Reintegración Social de adolescentes. Asimismo, participamos de espacios no tradicionales para las lecturas o diálogos entre escritores y el público en general. Una de las actividades que realizamos, antes de la cuarentena por el COVID-19, fue participar en el proyecto de MIC Lectura del Banco Sol, un espacio donde expusimos nuestros libros para brindar al público la opción de descargar textos de nuestro catálogo; la intención fue incentivar la lectura en espacios –agencias bancarias– carentes de literatura.

Las ferias de libros son importantes medios para dar a conocer nuestro catálogo de publicaciones y, especialmente, para propiciar espacios de interacción con el público y aproximarnos a potenciales escritores a quienes nos gustaría publicar, si su trabajo confluye con nuestra línea editorial. Así, hemos participado en ferias internacionales en La Paz, Buenos Aires, Argentina, Guadalajara, México, Lima y Cusco, Perú y Antofagasta y Santiago de Chile (Primavera del Libro), al igual que en ferias alternativas en barrios o centros educativos en las ciudades de La Paz y El Alto.

En el trascurso de nuestra existencia tuvimos la oportunidad de interactuar con librerías en La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Sucre, de la misma manera ofertamos nuestro catálogo mediante plataformas virtuales de venta, con entrega a domicilio, establecidos para el territorio boliviano.

Dada la pandemia global, estuvimos en pausa durante las gestiones 2020 y 2021; fue difícil invertir en proyectos literarios y participar activamente en espacios de difusión, especialmente por la recesión económica y las restricciones de bioseguridad. Por otro lado, estamos conscientes de que en Bolivia el consumo de literatura es bajo, aunque la producción literaria es creciente, tanto en cantidad como en calidad; asimismo, reconocemos que los actuales circuitos de difusión y venta de libros priorizan la producción extranjera.

En ese marco, desde marzo de la presente gestión estamos reactivando nuestras actividades y tenemos la expectativa de ampliar nuestro público. Estamos generando estrategias y mecanismos de difusión, distribución y “comercialización” amplios para que nuestra producción literaria llegue a distintos puntos del territorio nacional y de otros países. La literatura debería considerarse como un “artículo” de primera necesidad.

Editorial La Glorieta

Ana María Arana R.

La Glorieta Editorial Librería abre sus puertas como una gran familia, de tal forma deseamos que los que participan con sus proyectos hagan de esta organización una parte de sus hogares y encuentren el éxito al haber logrado hacer realidad un sueño.

Nuestras puertas llevan siglos de conocimientos y experiencias, desde la Ciudad Blanca. Grandes mujeres y hombres son descendientes de La Glorieta y ahora nuestra intención es albergar a las almas libres para dar voz a sus historias, sin importar el género. Todas las obras son importantes e irreemplazables.

Lo que nos representa como blasones son el carisma y el amor hacia las obras que los escritores han creado y que nos confían para darles cuerpo y presentarlas ante la sociedad con la seriedad y elegancia que requieren. Sea cual sea la respuesta, deben tener la seguridad de que la obra partirá hacia el mundo de los lectores con los pies firmes en la base del conocimiento y experiencia.

Como editorial, una de nuestras razones de ser es que la gente vuelva a enamorarse de los libros. Queremos que las personas puedan quedarse despiertas leyendo, que puedan entrar en este universo complejo en donde existen infinitas posibilidades.

Nuestra aparición en el mundo literario será en marzo, con diez obras de gran nivel, en los géneros literarios, sociológicos y tradicionalmente científicos.

Los valores de nuestra casa editorial son libertad de expresión, consideración, verdad y búsqueda continua de lo perfecto en el mágico mundo de las letras y en el tragicómico universo de la realidad. Uno de los puntos fundamentales es lograr una alianza duradera y efectiva para llegar al público con eficacia.

Durante el proceso de edición puede haber muchos giros, únicamente con el objetivo de hacer de la obra un conjunto perfecto. Es muy intenso porque los que participamos tenemos cosas importantes en juego, así que debemos asentarnos como familia para sacar el máximo potencial de cada uno y de la obra.

Es hermoso soñar con una nueva etapa dentro el mundo editorial, dejarse llevar por la magia del libro, maravillarse con su entidad, ser parte de ello es fantástico. Lo económico no ha de detenernos porque en esta familia hay grandes benefactores interesados en ser parte de la historia de la literatura boliviana.

Editorial La Glorieta nació para dar voz a las mejores obras de nuestro país, rompiendo la hegemonía de unas pocas editoriales que se centran en lo comercial, dejando lo cultural al margen y perdiendo su sentido liberador. Este proyecto no es solo un objetivo que alcanza a lo literario, también abarca lo político, porque cultura y educación son las herramientas idóneas para forjar un verdadero sentido democrático.

En todos los tiempos la escritura se ha constituido en el vínculo más adecuado para comunicar de forma contundente las ideas, los sueños y propuestas, para consolidar el cambio rumbo a una sociedad más civilizada en donde prime el arte y el conocimiento.

Para acceder a mayor información, la Glorieta Editorial Librería espera su contacto en el whatsapp 78448428 o en nuestras oficinas en Santa Cruz de la Sierra.

Sobras Selectas

Alexis Argüello

Sobras Selectas es una editorial alteña con sede en Bolivia. Nuestra línea editorial está en construcción permanente. De momento publicamos principalmente a escritores nóveles con proyección de obra (varios libros que aspiran a formar parte del canon en sus respectivos países). Buscamos escritores ahí donde otros no lo hacen.

Nacimos el año 2016 para publicar a la ganadora de la primera versión del Concurso No Municipal de Literatura. Luego vino el segundo libro, luego el octavo. A la fecha tenemos ya nueve libros publicados de autores extranjeros y nacionales (novela, cuento, crónica), que desperdigamos en librerías de Santa Cruz, Cochabamba, Sucre La Paz y El Alto, y también en librerías de países como México, Perú y Argentina. Hacemos también envíos de libros físicos y electrónicos cuando nos lo piden vía redes sociales o nuestra página web: www.sobrasselectas.com.

Contamos con nuestra propia librería (con sede en El Alto y La Paz) y quizá por ello es que, por ahora, hemos podido sobrevivir a la pandemia. Vamos a seguir publicando libros el 2022, a pesar de que nos gusta decir No a la gran mayoría de los aspirantes a escritores que nos contactan. Nada en contra de tales personas, simplemente preferimos buscar y buscar hasta encontrar nosotros mismos. Queremos fortalecer la unidad  y coherencia presentes en los libros de una editorial donde cada libro anterior justifica la presencia del siguiente. ¿Nuestros autores? A la fecha: Quispe Flores, Eva Choque Llanos, Jhovana Gonzales Yana, Oscar Martínez, Isabel Suárez Maldonado, Carlos Velázquez y Julio Durán. Y sí, que suene redundante, la presencia de cada uno de ellos en Sobras Selectas justifica la presencia del siguiente.

Perra gráfica

Daniela Rico / Antonio Vera

El proyecto Perra Gráfica nace en 2013 como un espacio para articular artistas gráficos en torno a la producción y difusión de obra gráfica. Lo primero que se hizo fueron talleres de formación y algunas exposiciones. El 2014 abrimos nuestra línea editorial. El proyecto lo dirigimos Antonio Vera y Daniela Rico.

El nombre busca reivindicar el origen callejero y, en gran medida, subalterno del arte gráfico respecto a las denominadas bellas artes.

Hemos publicado novela corta, poesía, cuento, fanzines, libros artísticos. Se trata de ediciones pequeñas, de 300 a 350 ejemplares numerados, que están entre la producción artesanal y la industrial, con tapas e ilustraciones impresas en técnicas como la serigrafía o la xilografía. Lo más interesante para nosotros del trabajo de editor es el mantener una relación con los autores, en la que el trabajo que se haga se asuma como colectivo, donde cada uno interviene en una medida, sin tratar de ocupar espacios que son del otro. 

La perra Gráfica cuenta en la actualidad con un catálogo compuesto por 17 títulos que se distribuyen a su vez en cuatro colecciones especializadas en distintos temas y formatos: Libros para niños, Ilustrados, gran poesía y literatura.

En La Paz vendemos los libros directamente en nuestro taller. Algunos ejemplares de nuestros libros se encuentran en la librería SUR, de Lima; Eterna Cadencia, de Buenos Aires; Metales Pesados, de Santiago; Fondo de Cultura Económica, de Bogotá; Hypatia y la increíble librería de México; Malisia, de La Plata; e Iberoamericana, de Madrid.

Intentamos hacer libros que sean una experiencia intensa para quien los lee, que tanto el texto como las ilustraciones tengan una propuesta radical y personal. El tiempo que requerimos para sacar un libro, y el hecho de ocuparnos de tareas como la distribución de los volúmenes, únicamente nos permite publicar dos títulos por año, cada libro implica un periodo de experimentación e investigación ya que es una labor meticulosa y artesanal. Nuestra idea es darle a los dibujantes el tiempo necesario para hacer la mejor obra, sin prisas, creemos que eso forma parte del cometido de un buen editor. 

El peso de la ilustración es tal vez el rasgo que más los caracteriza. La lectura de las imágenes, que tienen un lenguaje que todos entendemos desde que somos pequeños, pero a menudo al crecer dejamos de usar. El libro, en su origen es ilustrado, no de texto. La propia palabra es una imagen.

Durante la pandemia hemos entrado en un periodo de hibernación e incertidumbre, del que estamos ahora saliendo, armando una colección nueva de poesía en la que la apuesta va a ser, por un lado, unas ediciones más artesanales aún y por otro un libro de poesía para niños. Pensamos que los lectores de poca edad están muy capacitados son personas muy exigentes con lo que leen, a pesar de lo que se tiende a creer a veces.